12
Abr 2012

Rediseñando
Tradiciones

Muchos de nosotros tenemos la idea de que un rediseño de imagen tiene como misión darle un look fresco y moderno a una marca, sin embargo muchas veces, y como resultado de un estudio de mercado bien cimentado, la intención principal de un rediseño es buscar un mejor posicionamiento o percepción de la empresa ante un nuevo público potencial o una actualización ante un mercado en constante cambio.

Farmacias YZA una empresa con más de 50 años de experiencia renovó su logotipo e identidad hace poco tiempo en miras de darle a la marca un necesario upgrade. A simple vista, este refreshment queda muy lejos de una imagen innovadora y diferente, que pueda distinguirse dentro de la amplia gama de farmacias que tenemos en el mercado, sino todo lo contrario, la actualización resultó tan simple y común que se pierde dentro de la competencia, pero ¿Fue un error de diseño o una estrategia bien aplicada? Analicemos un poco la situación.

En los últimos años han proliferado varias marcas de farmacias que abanderan la idea de ofrecer medicinas de calidad a un bajo costo: identidades sencillas, casi uniformes, establecimientos más accesibles para el público, que invitan a acercarse a preguntar sin compromiso, buenas ofertas, marcas propias más económicas, etc. Todos estos factores provocan en el consumidor una percepción más atractiva y asequible. Dadas estas características y la cantidad de competencia surgida, es normal que farmacias con más arraigo y tradición y con un perfil más serio sufran estragos en la preferencia del público.

Viéndolo desde este punto de vista resulta normal creer que el rediseño de Farmacias YZA apunte a alinearse al perfil de esas farmacias, buscando relajar su personalidad ante la gente, haciéndose más accesible para todo tipo de personas, incluso las de escasos recursos que por lo general buscan siempre el producto que mejor se ajuste a su bolsillo.

Si esta es la intención real, es un movimiento atrevido, pues, en cierta forma, representaría abaratar la marca, renunciando a su tradición de gran arraigo como farmacia familiar y seria en busca de nuevos horizontes comerciales; pero aun corre el riesgo de perderse entre la amplia gama de empresas dedicadas al mismo giro, en el cual abundan logotipos con tipografías Sans Serif y gamas en rojo y azul, casualmente la misma paleta que la farmacia manejaba antes. Pero ojo, que solamente estamos hablando hipotéticamente de un giro premeditado en la identidad de YZA, por que si su rediseño no se basó en este concepto entonces podríamos decir que sacrificó su historia en busca de una nueva personalidad que tendrá que forjar desde cero y con competidores que le llevan mucho camino de ventaja.

La moneda esta en el aire, a pesar de no ser una imagen vistosa, la vertiente que eligió la farmacia podría funcionarle en un lapso no muy largo, suavizando su percepción de farmacia tradicionalista y “cara” por una más accesible y amigable, más acercada a todos los sectores de la sociedad; a final de cuentas debemos recordar que la salud no es un lujo sino una necesidad.

Por: Julián Llanes Ortiz / Branding

Comments are closed.

DOTTO