23
Feb 2009

José
Quintero

Hace poco más de 8 años, hojeando revistas en un Sanborn’s con José Luis, uno de mis amigos de carrera y actual socio, tuve la fortuna de encontrar en un estante un verdadero tesoro que de alguna forma amplió mi manera de ver la ilustración. Se trataba de la edición número 1 del cómic “Buba”, de José Quintero. Hasta ese entonces jamás había oído hablar de él y no tenía memoria de una referencia previa de su trabajo. Tal vez por eso me impactó tanto.

José Quintero es, sin lugar a dudas, uno de los ilustradores más talentosos y constantes del país. Nacido en la Ciudad de México y de extracción autodidacta, ilustra en “Buba” toda la esencia de sus experiencias, una probada de su evolución creativa, el rastro de su paso por la Escuela de Filosofía y Letras en donde encuentra en Nietzsche  y el desamor a sus principales proveedores verbales de la pobreza y crueldad humanas reflejados gráfica y textualmente en personajes que definen su proceso: “Marisela girl”, “El Pote” y “Buba” (personaje infantil con problemas existenciales y depresivos, que por cierto, Quintero “piratea” hace años a su hermana menor). De una forma irónica nos transmite su visión pesimista y sarcástica del mundo, con la que igual te produce un placer infantil parecido a rascarte el oido con un cotonete, que una sensación a agruras y sabor a corazones rotos. Genial.

dan_9

Actualmente, Pepe Quintero ilustra independientemente para varios medios impresos de renombre nacional como el periódico La Jornada y otras publicaciones de gran talla, evolucionando su estilo gráfico hasta dominar por completo el manejo de luz, sombra y color.  Así mismo imparte cursos de ilustración que vale la pena revisar. En lo personal, uno de mis ilustradores favoritos.

Para conocer más de Pepe Quintero, visita su sitio oficial Planeta Buba y su Blog. Y si encuentran alguna de sus publicaciones impresas, no lo duden, cómprenla. Sin más rollos les dejo con algo de su brillante trabajo.

dan_5dan_1dan_2dan_4dan_8

Por: Daniel Poot / Branding

7 Comentarios a José
Quintero

Deja un comentario

DOTTO