12
Dic 2012

Identidad de Presidencia
de la República

La identidad gráfica de una estructura privada o pública es una parte vital cuando ésta es concebida como una marca que dirige su esfuerzo en convertirse en una experiencia perceptiva para el público.

Partiendo de esta premisa hoy comenzaremos a abundar en la nueva identidad de la Presidencia de la República Mexicana, misma que se publicó en medios masivos, tradicionales y digitales, hace apenas 4 días.

Hasta ahora los elementos disponibles vía web nos transmiten un mensaje claro de liderazgo y austeridad con una paleta reducida en tonos y volviendo al código monocromático en el escudo nacional utilizado en el sexenios anteriores al de Felipe Calderón. La tipografía elegida para la nueva identidad es Trajan, diseñada en 1989 por Carol Twomby para Adobe, y cuya estructura romana está basada en la columna del emperador Trajano, de donde toma su nombre. Es una tipografía clásica, de una estructura limpia y un aura Premium. El reemplazo de esta imagen rompe completamente con la segmentación cromática y la fuente de bloque, angulosa, del sexenio pasado. Será interesante ver cómo van a organizar gráficamente las secretarías.

Los bullets editoriales se presentan de una forma sencilla en cuadros color verde, blanco o rojo, con un marco en un tono más obscuro y los textos alineados al centro

 

A favor

Es una identidad clara, concisa, sin adornos ni tapujos tendenciosos. Asumimos que la paleta tricolor sirve para remarcar el retorno de Partido Revolucionario Institucional a la Presidencia, sin embargo es positivo, en materia de comunicación, poder re-acostumbrarnos a los colores de nuestro lábaro patrio como parte integral de la administración que ahora nos representa.

Las primeras aplicaciones virtuales nos hablan de un nivel de comunicación alto, preciso e institucional. A todas luces no es algo casual, la marca oficial habla de estabilidad y liderazgo, virtudes que se esperan de la nueva presidencia de México y que seguramente la gente asimilará con facilidad.

Su comunicación en redes sociales no se hizo esperar. La actividad en las mismas es alta, puntual, y desde las primeras horas en que se oficializó el puesto cambiaron las portadas e imágenes contenidas en las páginas representativas de Facebook y Twitter. Un acierto de su comunicación social.

 

 

En contra

–       La elección de la tipografía Trajan a nuestro parecer es válida, aunque opinamos que una presidencia como organismo celular, y en pleno fin de 12 años de gobiernos de oposición, debió optar por una familia de letras propia, irrefutable, moderna y única. Por otro lado, teniendo en México a excelentes tipógrafos, ganadores de bienales internacionales y con toda la capacidad de darle un carácter particular e irrepetible a la administración entrante, se deja ir un gran recurso que de alguna forma también nos proyectaría como país en cuanto a calidad de diseño.

 

–       La muesca o hendidura que forma parte de la marca oficial, la consideramos innecesaria. Pelea con la bidimensión de color del resto de los elementos y complica la lectura a nivel diseño, ya que “levanta” e “infla” lo que pretende ser sólido.  Lo consideramos un recurso de “no se nos ocurrió otra cosa”, cuando pudo solucionarse dignamente con trazos planos.

 

El análisis sigue abierto, esperaremos a que se presente el manual completo para poder tener un panorama más claro, sin embargo lo que se ha mostrado hasta hoy, es una imagen adecuada y que cumple bien.  ¿Ustedes qué opinan?

Por: Daniel Poot / Uncategorized

Comments are closed.

DOTTO