5
Feb 2009

El mundo cambia cuando
un genio se va

El mundo cambia cuando un genio se va. Hans Beck, diseñador y carpintero alemán, deja este mundo el 30 de Enero de 2009, a la edad de 79 años.

El genio de un verdadero diseñador se muestra en los obstáculos, en las restricciones que la cotidianeidad presenta. En plena crisis petrolera, en el año de 1971, le es encargada la creación de una línea optimizada de juguetes para sortear la escasez de plástico: Autos más pequeños, sugirió la empresa, pero el alemán se concentraría en un punto que nadie imaginó: Los conductores de esos autos. En la Feria del juguete de Nuremberg se presentaría su obra maestra: Había nacido el Playmobil.

El boom del Playmobil iría en ascenso hasta convertirse en una de las líneas más vendidas de juguetes, habiendo fabricado a la fecha más de 2,200 millones de muñecos plásticos y facturando en el año pasado 452 millones de euros, con una estructura laboral de más de 3,000 personas.

imagen-20

Muchos tuvimos la fortuna de tener una de esas piezas en nuestro cajón de juguetes, y, con las posibilidades de imaginación que tiene la mente de un niño, jugábamos imaginando un mundo en miniatura, también recuerdo el antiguo slogan publicitario de la TV: “juega a lo grande, a que eres grande”, que enmarcaba la experiencia que vivimos al tener en nuestras manos un Playmobil, viviendo en un mundo de vaqueros, de piratas y astronautas.

hans_beck_clicks_2004

Hans se fue y deja un vacío en el mundo de las grandes creaciones, de los diseños legendarios, de esos que a través de los años no necesitan modificaciones, que permanecen con toda su belleza, con toda su sencillez y perfección, con un concepto limpio, lógico y real, basado en la fórmula que sólo alguien como el titán del juguete podría imaginar: Sin horror, sin violencia, y sin modas pasajeras.

Buen viaje Hans.

Por: Julián Llanes Ortiz / Diseño Gráfico

3 Comentarios a El mundo cambia cuando
un genio se va

  1. Daniel Poot says:

    Que buen Post.

  2. Tzek says:

    Yo me declaro fan del playmobil… recuerdo la gran ilusión que me causaba tener mi estación de gasolina o mi fuerte. ¿A poco nunca quisieron tener un mega micro mundo de un juguete tipo playmobil o similar? ¡maldito Chabelo lava-cerebros-infantil!

    Bueno post y saludos desde Puebla!!!!

    PD. Dani Boy y Cia., no pude suscribirme; algo está fallando con los feeds.

  3. Daniel Poot says:

    Hola Tzek! Un gusto saber de tí. Ya estamos checando esos detalles, gracias por tu comentario. Pásame el url de tu página para publicarlo. Saludos.

Deja un comentario

DOTTO